Cómo limpiar la pantalla del televisor o monitor correctamente para no dañarla


¿Ves borrosa una película o un videojuego? Quizá sea porque tu televisor o monitor está sucio. Aquí os enseñamos cómo limpiar tu televisor o monitor sin riesgo a dañar la pantalla.


Seguro que quieres pasar la tarde viendo una película, serie o disfrutar de tus videojuegos favoritos... y eso implica directamente a tu televisor o monitor. Es aquí cuando surge un problema: la suciedad.

Lo que antaño era sacar el trapo y quitar el polvo ahora es un proceso más complejo. ¿Por qué? Pues, básicamente, debido a que los materiales de las pantallas actuales son mucho más delicados.

Puede que te hayas comprado una flamante TV 4K OLED de 60 pulgadas, y seguro que no quieres que se te estropee... principalmente porque la garantía no cubre estos desperfectos.


Pero tranquilos, porque aquí vamos a enseñaros cómo limpiar la pantalla del televisor o monitor correctamente para no dañarla.


Cómo limpiar tu televisor o monitor sin peligro

Despídete de los materiales de limpieza convencionales. Las pantallas actuales de las televisiones y monitores son muy delicadas, y es importante retirar el polvo con frecuencia.

Según el portal especializado Good Housekeeping Institute (y gracias a nuestra compañera Andrea Núñez-Torrón de Business Insider) aquí sabrás cómo limpiar sin dañar una TV o monitor actual.

Lo primero es que desechemos el alcohol o los productos habituales (limpiacristales), amén de los antiguos trapos de algodón que solemos utilizar para limpiar la casa. Se recomienda usar un paño de microfibras.

Para evitar rayar tu televisor o monitor, asegúrate de que el paño de microfibras esté limpio, o el plumero electrostático, y así podrás ver con claridad tus videojuegos, series o películas favoritas.

Proceso de limpieza de la pantalla

Lo primero que debes hacer es pasar el paño de microfibras por la pantalla. Eso sí, asegúrate de que esté completamente seco... a no ser que la pantalla tenga manchas de grasa o comida.

Pasa el paño por una dirección, y después en la contraria. Hazlo con cuidado, de lo contrario podrías rayar la pantalla.

Si la pantalla tiene restos de suciedad, grasa, comida o lo que sea, algo habitual en las casas con niños pequeños, se recomienda humedecer ligeramente el paño de microfibra y dejar secar al aire.

Es importante no frotar de forma brusca sobre las manchas, ya que los residuos podrían desprenderse y hacer un 'efecto lija' que podría rayar la pantalla.

Otra opción son las toallitas húmedas especiales para pantallas, aunque en la mayoría de casos con el agua es más que suficiente.


Para limpiar los altavoces de tu televisor o monitor, os aconsejamos que utilicéis un aspirador, lo que hará que no dañéis el sistema de audio. Lo mismo podemos decir de accesorios y otros aparatos.

En caso de que uséis un plumero electrostático, aseguraos de que esté limpio, y comprobad si la pantalla también tiene manchas (el polvo se quita en unos pocos minutos, pero sé regular en la limpieza).

Cómo limpiar el mando a distancia

Por supuesto, tampoco podéis olvidaros de limpiar el mando a distancia del televisor. En su defecto, también se pueden aplicar estos pasos a mandos de otros dispositivos, e incluso consolas.

Se recomienda utilizar un palillo para sacar la suciedad entre los botones. No te olvides de quitarle las pilas (si tiene) y sacudirlo con cuidado hacia abajo, para que caigan las migas y restos de polvo.


Una vez hecho esto, pasa una toallita húmeda o paño de microfibra humedecido sobre la superficie, con mucho cuidado y sin brusquedad para no dañar las teclas. En el caso de un mando de consola, ten especial cuidado con los joysticks (suelen ser muy sensibles).

Al igual que con las pantallas, olvidaos de utilizar productos como limpiacristales o paños que puedan desprender tejidos como los fabricados en algodón.

Si has seguido todos estos pasos, ya tendrás limpia tu pantalla de televisor o monitor, lo que hará que tus películas, videojuegos o series se vean mucho mejor.

9 visualizaciones2 comentarios